Joven hacker sonriendo

Hablando un poco de la transformación digital

Como gestores de TI, el negocio nos pide centrar nuestros esfuerzos en tres líneas de visión permanente: la tecnología con temas de punta como el cloud, la analítica de negocios y la movilidad, el negocio con las expectativas del cliente, los modelos operativos, el permanente control de los costos y mirar el entorno, a nivel de competencia global, manejo de la incertidumbre y los marcos regulatorios. Todo lo anterior plantea un cambio total de nuestra mentalidad en TI.

Cuando revisamos que debemos hacer en TI, nos surgen puntos a tener en cuenta, tales como:

  • Acompañar al negocio en sus retos con la mayor flexibilidad desde la internacionalización, la diversicación, la innovación hasta la convergencia, concentración o austeridad.

  • Generar nuevas capacidades que supongan una diferenciación competitiva para el negocio.

  • Ser cada día más eficiente, ganar en dinamismo y simplicación desde el conocimiento de los procesos de negocio.

  • Contener el presupuesto de TI y distribuirlo de manera eficiente.

  • Adelantarse a las demandas del negocio desde el conocimiento e innovación tecnológica.

  • Facilitar en definitiva la cadena de valor de una organización como palanca para alcanzar los objetivos de negocio marcados.

Pero no es solo eso, también tenemos un rol, al interior de nuestras organizaciones, la alta dirección espera que las tecnologías de la información tengan un efecto en el negocio colaborando directamente en la estrategia mediante la aportación de soluciones que creen ventajas sostenibles en el tiempo. Por esta razón, desde el rol, nos piden tres objetivos principales:

campo
Figura 1. Innovación continua.

Ahora bien, el mundo viene hablando de transformación digital. Tomando la definición del TechTarget, que la define como:

”La transformación digital es la reinvención de una organización a través de la utilización de la tecnología digital para mejorar la forma en que se la organización se desempeña y sirve a quienes la constituyen. Digital se refiere al uso de la tecnología que genera, almacena y procesa los datos”.

Esto más que una moda es una necesidad, en múltiples estudios realizados a los gestores de TI, tanto a nivel directivo/estratégico como a los operativos, todos coinciden en el alto grado de importancia que tienen en los negocios actuales y en su permanencia, el uso de las tecnologías, pero debemos ver un poco más allá.

El cambio de la mentalidad de los gestores de TI, donde pasan de ser los dueños de la infraestructura y los procesos inherentes a TI, a ser gestores de TI que alinean la parte técnica a las necesidades del negocio. ¿Miremos lo que ocurre con las nuevas empresas en la economía colaborativa tales como Uber o Airbnb, que se definen como empresas de tecnología que operan en un mercado específico, cuántas de nuestras empresas pueden dar ese tipo de pasos?

El reto es redefinirse completamente desde la concepción y el uso de la tecnología para este fin, conceptos como el TI flexible, la nube y sobre todo la seguridad de usar estos servicios se vuelven nuestro reto como gestores de TI.

Cambiar la mentalidad y pasar de ser meramente técnicos a ser estrategas, también genera un cambio en el rol de los departamentos de TI, pasando de ser transversales y de soporte, a ser estratégicos para el negocio.

Todo lo anterior nos llama a cambiar nuestra comunicación, y desde lo técnico aportar a la estrategia del negocio, para esto debemos aprender a comunicarnos con el negocio. No caigamos en la moda, y en las definiciones que hacen los fabricantes de este tema, seamos críticos de nuestro entorno y transformémonos como profesionales, ese es el reto de la verdadera transformación digital.


Foto del autor

Ivan Velez

Ingeniero de sistemas con mas de 25 años de experiencia, en estrategia, diseño y operación de TI.

Linkedin






Haz un comentario